Juega o muere: producto descartable que se suma a la lista de un mal año para el cine de terror

Juega o muere: producto descartable que se suma a la lista de un mal año para el cine de terror

La película protagonizada por Asa Butterfield no aporta nada novedoso al género y ni siquiera logra entretener con su remanida historia.

Kevin Maroto

Kevin Maroto

El 2023 no será recordado como un gran año para el cine de terror. Si bien hubo algunas excepciones (Cuando acecha la maldad, Háblame, Llaman a la puerta, Evil Dead: El despertar), la cartelera se vio inundada por películas poco imaginativas y que no le aportaron nada nuevo al género. 

Juega o muere (All Fun and Games) es el estreno olvidable de esta semana. La película de terror protagonizada por Asa Butterfield (Otis en la serie Sex Education) no solo no aporta nada novedoso sino que ni siquiera replica con inteligencia los clichés que utiliza para contar una historia que no va a ningún lado desde el comienzo.

Juega o muere cuenta la historia de un grupo de adolescentes de Salem que descubre un cuchillo maldito, el cual despierta a un demonio que los obliga a jugar a horripilantes y mortales versiones de juegos infantiles en los que no puede haber ganadores, sólo supervivientes.

Mirá el tráiler de Juega o muere

El gran problema de la película, que cuenta con una premisa inicial interesante, es que no logra aprovechar lo que tiene entre manos. Las versiones mortales de los juegos son aburridas y están filmadas de la manera más sosa posible, como si fueran solo una excusa para hacer avanzar el guion e ir despachando a los personajes que tienen que morir. 

La sensación que queda es que los juegos mortales podrían no estar y no habría mayores cambios en el filme. La película en algún momento también presenta una maldición vinculada al pasado de Salem y a las mujeres asesinadas tras ser acusadas de brujería, pero lo hace de manera tosca y poco interesante.

Juega o muere no logra aprovechar su interesante premisa inicial

De esta manera, Juega o muere llega a su final (se agradece que dure solo 75 minutos) sin nada interesante que contar ni nada novedoso para ofrecer. Mueren los que tienen que morir (ni siquiera las muertes son divertidas) y no mucho más. La película termina siendo una adición más a la lista de productos descartables que inundaron la cartelera a lo largo del año y que dejaron con gusto a poco a los fanáticos del terror.

Ficha técnica

Juega o muere (All Fun and Games, Estados Unidos/2023). Dirección: Eren Celeboglu, Ari Costa. Guion: J.J. Braider, Eren Celeboglu, Ari Costa. Fotografía: Ricardo Diaz. Música: Alex Belcher. Edición: Louis Cioffi. Elenco: Asa Butterfield, Natalia Dyer, Benjamin Evan Ainsworth, Laurel Marsden, Annabeth Gish, Marina Stephenson Kerr, Summer H. Howell. Duración: 76 minutos. Calificación: solo apta para mayores de 16 años. Distribuidora: Digifilms. Opinión: mala.

Temas